Ja ja ja!!! Vaya título, no? Pues bien, el post de la victoria es parecido al de la derrota. Porque en realidad, una ya gana pudiendo vivir cierto tipo de experiencias.

Además cuando vas sembrando durante años y con mucho amor, sólo esperas que la cosecha empiece a ser productiva, y tus añadas tengan un sabor y textura irrepetible. Como el buen vino.

Si el año pasado me hubieran contado ciertas cosas, ni las hubiera creido. Y menos habría creido, que no iba a poder celebrarlo por estar currando a tope… Pero recuerdo muchas de las cosas que os he contado. Como la metáfora del Bambú Chino (que tomé prestada del “Aleph”, de Paulo Coelho), u otro post, el de “La peor opción”…
Lo más bonito, ha sido el torrente de felicitaciones sinceras que he recibido.Y curioso también, las que no he recibido… jeje;) Lo mejor, la sorpresa en sí, y el decírselo a mi familia!:))

Últimamente voy por partes. Tomo un proyecto, lo pienso, adelanto, escribo. Y paro. Me pongo a grabar una movida, la redondeo, perfecciono. (Coño! Sirvo pa´un roto, y pa´un descosido. Soy mujer de recursos) Stop. Recibo un tema nuevo, pero no es el momento de prestarle atención, lo aparto hasta que esté más receptiva a esa tarea. Voy priorizando y tomando decisiones de un modo vertiginoso. Despues de todo, digo: Punto. Ahora necesito salir, ver a mi familia, y vivir mi vida. Salir a la calle en busca de inspiración. Para hacer un tema como “No fui yo”, p.e., hay que vivir cosas:))))

Alguna vez os he dicho que el éxito para mí, no es la fama. El éxito no debe estar fuera de nosotros, sino dentro. El éxito forma parte de tí, y de vivir tu vida haciendo aquello que te gusta, con todo tu cariño; y estar rodeado de gente que te quiere de verdad. El éxito es ir consiguiendo tus sueños y tus metas en la vida. Eso es la leche. Los premios son reconocimiento, y abren nuevas puertas maravillosas. Pero lo importante es el camino y la creación en sí misma. No me siento mejor que ayer. Pero sí, más motivada y agradecida. Con aún más ganas de atacar todo lo que me traigo entre manos.
Empezar  un proyecto desde tan abajo, y encontrándose tantas resistencias y vientos en contra, me hace tomar consciencia del trabajo descomunal que ha requerido llegar hasta aquí, y de la humildad que exige el seguir aprendiendo día a día con cada cosa y persona nueva.
Seguiré trabajando y creando a mi manera, para ir puliéndome como artista y sobre todo como persona.
Y entre medias… seguiré haciendo de las mías…

 
Preparaos!!! Jijijii… En nada estaremos de estreno con el nuevo video-clip de “Alucinando”…